sábado, 8 de julio de 2017

12 Cosas sobre: La Química

(Ojalá inyectarme esa jeringuilla con algo potente)

Soy una ilusa. Creía que había recuperado la fe en Stephenie Meyer al leer The Host allá por el 2008 o 2009, la verdad que no lo recuerdo. Tras haber superado el pasteloso infierno de Crepúsculo, saga que reconozco que leí y disfruté a intervalos irregulares, Stephenie nos regaló una historia de ciencia ficción con aliens y un romance más o menos curradita que me hizo pensar que la autora ya había superado el cliché de la novela romántica y facilonga para teens. Es así que cuando vi que había sacado La Química el libro me llamó muchísimo la atención, y más porque lo anunciaban como una "novela adulta". Me dije "vaya inesperado giro de los acontecimientos". Pero desgraciadamente fui una ilusa. 

La Química rescata para mí todo lo peor de la literatura de Stephenie Meyer mezclado con lo mejor de su literatura. Y diréis, ¿esto es posible? Pues sí, porque realmente no pienso que Stephenie Meyer escriba mal, simplemente que cuando no cae en el estúpido y manido cliché del "romance inesperado" (vamos, del romance que se ve venir desde la página 1) la cosa es mucho más interesante. Pero ahora me meteré a analizar más en profundidad esta novela que me ha costado 1 mes superar. Vamos con 12 cosas: 

1. No le voy a negar a la autora que se ha documentado una barbaridad para escribir este libro. 
2. El personaje de Alex (o Juliana, o los 3 o 4 nombres que se inventa) sería muy interesante si no fuera porque pasa de ser una especie de Asperger asocial que no ha tenido un maldito contacto humano en no sé cuántos años a enamorarse del primer rubio que se le cruza en 1 noche. 
3. De nuevo tenemos el personaje de la chica "singular" de la que se enamora Daniel, el "guapo" que todos quieren. 
4. También tenemos a Kevin, un hermano rebelde y a Val, una prostituta buenorra que no aporta nada. 
5. Los mejores personajes de esta novela son los perros y muchas veces te importará casi más lo que les pase a ellos que lo que les pase a los protas. 
6. Diría que el libro se divide en 2 argumentos, el argumento principal, vamos, la historia de Alex intentando salvar el culo y luego el romance. 
7. Y desgraciadamente por cada 10 páginas de trama interesante de espionaje y traición gubernamental hay 80 de romance sensiblero e insulso que no me aporta nada y me hacía olvidar el objetivo de la trama principal. 
8. He aprendido que puedo matar gente envenenando anillos y pendientes. 
9. Las primeras 70 páginas del libro son un tedio. 
10. De la página 80 a la 190 es lo mejor del libro y luego va vagando en una espiral de amor baboso y peleas fraternales. 
11. Habría tenido un buen final si se hubiera optado por la opción dramática. 
12. Por desgracia al final optaron por un epílogo más propio de "Pesadilla en la Cocina". 

Así que lamentablemente este libro se lleva un: 

5/10 

No quiero condenarlo de por vida, aunque quizá lo estoy dejando un poco por lo alto, pero bueno, cierto que el libro ha tenido momentos que me ha entretenido, pero como decía las partes entretenidas quedan eclipsadas por el romanticismo que no me pega para nada en una novela de este corte. O me habría pegado si no hubiese sido tan soso, previsible y facilongo. Es que de verdad, me enervo de pensarlo. Estoy muy cansada ya del cliclé romántico y aún siendo fan de las novelas románticas si quiero esa clase de romanticismo leo una novela romántica, no algo que me han vendido como una "novela para adultos sobre espías". Al final los personajes también se me quedan vacíos y sin sentido. Casi el que más sentido tiene es Kevin, el hermano de Daniel. ¡Y los PERROS! ¡Es que los perros tienen más motivación, profundidad y me importan más que los personajes principales! 

La Química es un libro del que he leído y visto críticas que dicen que puedes o leértelo en un santiamén de lo interesante que está o puedes abandonarlo a las 50 páginas por lo tedioso que resulta. Yo es cierto que no lo quise abandonar, quería darle una oportunidad, pero pienso que si lo hubiese abandonado tampoco habría pasado nada. Creo que esto depende de lo que te gusten o no las novelas de romances cliché, y vale, no tiene nada que ver con Crepúsculo, pero se palpa cierto aire. Yo ya lo he dicho, disfruté Crepúsculo, a ratos, y alguno de los libros más que otros, especialmente el tercero, y el cuarto a ratos, porque toda la parte del embarazo de Bella fue un dolor. Pero me gusta Stephenie Meyer, no me disgusta cómo escribe, solo que parece imposible que escriba una novela carente de romance. Si La Química hubiese sido la historia de una chica perseguida por su pasado habría sido tremendamente interesante. Y no hablo de quitar al personaje masculino, pero si de evitar el romance, o al menos que no fuese tan obvio desde el primer instante y  se hubiera desarrollado a medida que avanzaba el libro y no que a las 180 páginas ya tenemos una pareja asentada (y el libro tiene 620 páginas). Entonces no entiendo la finalidad de esta novela. ¿Stephenie Meyer quiere contar una historia de una química perseguida por un servicio secreto del gobierno o pretende contarnos la historia de amor que se desarrolla casi como por arte de magia? No lo sé... Me pareció muy interesante al principio todo lo que quería contar pero a medida que se introducía más la trama del romance para mí el libro iba perdiendo interés. El personaje de Alex no me parecía claro, ni definido, y me daba la sensación de que me habían planteado un personaje muy diferente al inicio de la novela (y mira que hay tiempo para introducirlo...). Ni que hablar del personaje de Daniel, que vive en los mundos de Yupi y no se toma en serio ni por un momento el marrón que se les viene encima. Y lo que me parece más insulso de este libro es que al final todos viven felices y comen perdices  ALERTA DE SPOILER (literalmente, se montan un restaurante)....

Así que no quiero añadir mucho más sobre esta novela. Me ha costado un mes terminarla y por fin lo he conseguido. Creo que no voy a querer saber nada de Stephenie Meyer en una temporada y espero que su próxima novela retome un poco la línea de The Host, porque hasta ahora ha sido el único libro de esta señora que de verdad me ha cautivado. Y espero por dios que no pretendan hacer película de La Química porque dudo mucho que tenga ganas de ver un melodrama amoroso con pistolas y huidas en coche con dos perros en el maletero. 
Y me despido por hoy, espero que la próxima reseña que os traiga sea un poquito más amena y tenga mejor nota. 
¡Un saludo y nos leemos!